Páginas

viernes, 27 de diciembre de 2013

Mini - relato

¿sabeis lo que es ver que tu sueño, lo que has deseado desde pequeña, se te va de las manos? Lo ves, eres consciente de que escapa, y no puedes hacer nada para evitarlo. Intenta irse, aunque le cuesta, el no se rinde. Al contrario que yo; yo me rendi hace mucho tiempo. Y ahora por fin, es libre, ha escapado, se ha ido de mis manos. Ahora, es inalcanzable para mi. Ahora vuela, buscando el corazon de otra persona, la cual, sea mas fuerte que yo, y no se canse nunca de luchar contra el, para que no se escape, como un dia me paso a mi. Alguien, que este dispuesto a conseguirlo, que luchara contra viento y marea para lograrlo. Alguien, que no sea tonto como yo fui.

martes, 22 de octubre de 2013

Lo necesitaba.

- ¡Aunque en el instituto saques muy buenas notas, eres una autentica imbecil! - El grito atravesó la puerta cerrada de mi cuarto y llegó hasta mis oidos. Al igual que todos los dias, mi padre me acababa de echar en cara uno de mis defectos. Otras veces me decia que no tengo amigos por pasarme tanto tiempo leyendo, que los libros no sirven para nada. Pero miente, si tengo amigos, Nacho.
Otro grito me desperto de mi ensimismamiento.
- Lo único que sabes hacer es pasarte todo el día encerrada en tu habitación.
Cuando me doy cuenta, una lagrima resbala por mi mejilla. Y entonces me levanto, cojo un billete de cinco euros, las llaves, mi iPhone, y salgo de mi casa, lo necesito, necesito que me de el aire. Y empiezo a andar, sin ningun destino. Cuando llevo quince minutos andando me doy cuenta de que estoy en el centro, y pienso algo que pueda hacer por esa zona. Recuerdo que hoy es jornada de puertas abiertas en los museos, y, aunque no me llamen la atención, me dirijo a uno. Llego a la puerta y veo en un gran cartel: "EXPOSICIÓN DE LAS OBRAS DE PABLO PICASSO". En la puerta hay un hombre repartiendo los pases gratuitos. Le doy las buenas tardes, me devuelve el saludo y me da un ticket que, unos quince metros mas allá, tengo que entregar. Voy a coger el ascensor para ir a la ultima planta, y justo cuando se van a cerrar las puertas, entra un hombre. Tiene la cara seria, la verdad es que me asusta un poco. Llego a la ultima planta, pero las puertas no se abren, entonces el hombre empuja las empuja con fuerza y consigue abrirlas, le doy las gracias y salgo deprisa. Empiezo a ver los cuadros, pero al rato me aburro, y como no he tenido que pagar nada por la entrada, decido salir y tomar algo fuera. Elijo la opcion de las escaleras porque me da miedo que vuelva a pasar lo que me ha pasado antes en el ascensor. Cuando estoy llegando a la planta baja, me encuentro con una amiga, que ha llevado a su hermana pequeña a ver la exposición.
- Hola Ari.- La abrazo.
Me separo de ella y saludo a la pequeña Carla con una sutil caricia en la mejilla. Ari me dice:
- Oye, hace tiempo que no nos vemos, a ver si quedamos algún día, ¡eh!
- ¡Vale! Luego te hablo por WhatsApp y decimos un día.
- Perfecto. ¡Hasta luego! - Dice, y me manda un beso.
Salgo del museo y decido ir a "Duffin Dagels" a tomar algo. Entro y el chico que está en la barra me dice amablemente:
- Buenas tardes ¿que te pongo, preciosa? - Me sonrojo.
- Pues... Voy a tomar un Milkshake de chocolate con Kit Kat y nata.
- Perfecto, pues sientate que en seguida te lo llevo.
Me siento en unas cómodas butacas que hay al final del establecimiento, y saco mi iPhone. Tengo un WhatsApp. Lo abro. Es Nacho.

- Daniela, ¿tienes algo que hacer esta tarde?
- No, estoy en Duffin Dagels. Aqui te espero.

De pronto aparece el camarero con mi batido, lo pone encima de la mesa y me desea que lo disfrute. Cuando esta a punto de desaparecer detrás de la barra, me dice:
- Por cierto, hoy la musica la eliges tu, ¿que pongo?
- Pues... Podrias poner a Ed Sheeran.
- Sus deseos son ordenes para mi, señorita.
Y empieza a sonar Cold Coffee en el establecimiento. La tarareo. Pero la cancion termina, ahora suena Firefly. Y justo cuando estoy cantando "there's a firefly, lose tonight, better catch it..." se abre la puerta y aparece Nacho. Me ve con la cara triste, se acerca a mi, y me abraza. Un abrazo de esos que son únicos, que dicen "Eh, no te preocupes cielo, que estoy aqui". Y ageadezco que Nacho haya venido. Lo necesitaba.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Lectores Compulsivos

Abre su bolso y busca las llaves, le cuesta, pero al final las encuentra. Entra en la casa y se quita el abrigo, ya que están a finales de noviembre y empieza a hacer mucho frío. Deja sus cosas en un perchero que hay a la entrada.
- ¡Ya estoy en casa!-. Dice.
E inmediatamente después escucha un portazo, viene de la planta de arriba, donde están las habitaciones. Y de pronto la ve bajar las escaleras corriendo y en un momento la tiene entre sus brazos.
-¡Eh Alma Gemela! ¿Tanto me quieres?
-Si, "tanto" y mucho mas.
-No, no te creo.
-Que si. Como que yo me llamo Ce.
A Blanca le hacia tanta gracia su acento sevillano, aunque ahora estaban en Madrid, su acento no había cambiado nada.
Ce se despidio de ella y volvio a su cuarto, y Blanca subio arriba a darle una cosa a su amiga. Se paro enfrente de su puerta. En esta habia un cartel. Ponía "Lusi" y en la esquina inferior derecha estaba escrito, en pequeño, "LC". A Lusi le encantaba dibujar, y lo hacia genial, asi que habia hecho un cartel para que cada uno lo pusiera en su cuarto. Llamo a la puerta.
- Pasa
Blanca se acerco a la cama de Lusi, donde ella estaba leyendo un libro que debía de ser de sus favoritos porque lo habia leido ya 54 veces.
- Hola Squirt.
- Tambor, ¿Otra vez estas con The Host? Que raro en ti.- Dijo Blanca, con ironia. - Anda toma, que te he comprado una cosa.
Blanca le entrego a Lusi una bolsa con gominolas de todo tipo.
- Ay, pero que buena eres Blanca. Jo, te quiero.
- Ya, ya... Eso lo dices para que te compre mas, pillina. Bueno, luego hablamos. No te las comas todas de golpe.
Y justo a salir de la habitacion, se encontro de narices a Celius.
- Joooooder, Celius, que susto me has dado.- Dijo riendose.
Celius no podia parar de reir del salto que habia pegado Blanca.
- Lo siento. Pero sabes que no ha sido aposta.
-Si, lo se, tranquila boba. Por cierto, ¿Sabes donde anda David?
-Si, estan en la haitacion de Lucas, con Adri tambien.
-Vale, muchas gracias. - Dijo, y le dio un pequeño beso en la cabeza a Celius.
Se dirigio a la habitacion contigua, y en la puerta estaba el cartel de Lucas.
Llamo, como siempre hacia antes de entrar a alguna habitacion, y se escucho un "Adelante".
Entro, y vio a los tres chicos sentados en la cama, hablando.
- Hola. ¿de que hablais?- Se acerco a David, su novio, y le dio un cariñoso beso. Luego le revolvio el pelo a Lucas, como si fuera un niño pequeño, porque ella lo veia asi. Lucas era mas pequeño que ella porque es de los retrasados que cumplen en diciembre. A Adri le saludo con una colleja.
- Lucas intenta ligar con "La Oreo". - Dijo David, pero Lucas le interrumpio.
- Shhhht, estabamos... Hablando de "The hunger games".
- No disimules.- Dijo Adri.- Se nota a kilometros que estas loquito por ella.
Lucas se puso rojo.
- Bueno chicos, me voy a mi cuarto. En la cena nos vemos. Seguid hablando de Claudia.
- Cariño, en seguida voy contigo. - Le dijo David.
La habitacion de Blanca estaba entre la de Lusi y la de Ce, pero su puerta tenía una peculiaridad, en su cartel no había un nombre, si no dos. "David y Blanca" Ellos compartian habitacion. Entro, se acerco a la estanteria, y se puso a admirar sus libros. Alguien llamo a la puerta.
- Puedes pasar.
Era Andriu.
-Hola Be.- La llamaba asi desde hace tiempo, cuando solo se conocian a traves de WhatsApp, porque era su inicial.
- Hola pequeña. - respondio, y fue a abrazarla.
- Resulta que iba a ir a la libreria, por si querias venir conmigo.
A Blanca se le iluminaron los ojos, y la volvio a abrazar.
- Ya sabes mi respuesta, esperame abajo, voy a coger dinero.
Saco una pequeña cajita y la abrio con una llave, cogio 20 euros y bajo corriendo las escaleras.
- Vamos.- Dijo Andriu
De pronto aparecio Ce.
- Ce, ahora venimos, si pregunta alguien hemos salido un ratito, hasta ahora.
Y cerraron la puerta.

A la media hora llegaron, con un libro cada una, y felices como si fueran niñas chicas.
- Oye Andriu, hazme un favor, que os tengo que contar una cosa, llama a Rocio, yo voy a por Lola, venid a mi cuarto por favor.
Subio las escaleras y fue al cuarto de Lola, esta estaba con la puerta abierta.
-Lola, ¿esta noche os toca cocinar a Rocio y a ti no?
-Si, ¿por?
- Os tengo que contar una cosilla a todos, ven conmigo porfa.
Cuando ya estaban todas en su habitacion, cerraron la puerta, y de pronto entro David.
- Uy, reunion de chicas, perdon.
- No, quedate, tambien te lo tengo que contar a ti. Bueno, como puede que ya sepais, el dia 8 es el cumpleaños de Lucas, y se me habia ocurrido, que a parte de los regalos individuales, podriamos pedir una tarta entre todos con una decoracion especial. Había pensado que podriamos encargar una tarta con cosas de "Los juegos del hambre", "Divergente", "Cazadores de sombras", etcetera.
A todos les parecio genial la idea, y Blanca les pidio que se lo contaran a los demas. Al final, 16 de los 17 que vivian en la casa estuvieron de acuerdo. El que faltaba era Lucas, que no se podia enterar.
Cuando la cena estuvo preparada, todos bajaron a cenar. Era viernes, y sus viernes eran sagrados. En la planta baja tenian una sala bastante grande, con un proyector, una pantalla, una pequeña barra de bar donde tenian refrescos y algo de comida, y un monton de espacio libre. Todos los viernes por la noche bajaban ahi, estaban todos juntos, veian peliculas, comentaban libros. Y luego, bien entrada la madrugada, dormian cada uno en su saco de dormir, pero todos juntos. Se lo pasaban genial esas noches. Terminaron de cenar, y todos fueron directos a por sus cosas para la gran noche que les esperaba.
Cuando estaban decidiendo que pelicula ver, Patri se puso a contar los que eramos, señalandonos.
- ... Thalía, Marina, Rut, Lucía, Noe, Carmen... Chicos, ¿y Lucas?
- Es verdad-. dijo Blanca - Lucas no ha bajado.
Patri y Blanca fueron a buscar a Lucas a la habitacion
Subieron, y Pa llamo a la puerta.
- ¿Que quereis?- Se escucho.
- ¿Podemos pasar?
- Bueno...
Abrieron la puerta, Lucas estaba mirando el techo acostado en la cama.
- ¿Porque no bajas?
- ¿Para que? Si os doy igual, todos sabeis algo que nadie se ha molestado en contarme.
- ¿Co... como?
- Si Pa, que no soy tonto, se que habeis estado contandoos algo y yo soy el unico que no lo se.
- ¡Anda! No seas tonto.
Patri y Blanca lo cogieron cada una de un brazo y lo obligaron a bajar con los demas. Ya estaban los diecisiete, ya podian disfrutar de la magnifica noche.

Esto va para todos mis lectores compulsivos, porque hace dos meses que estamos juntos y porque sois muy especiales. Este es vuestro regalo. Muchisimas gracias por todo chicos. Espero que os haya gustado.





miércoles, 14 de agosto de 2013

Mi droga.

Tengo 14 años, y, por suerte, llevo desde los seis en el mundo de la droga. Sí, aunque os parezca raro, es verdad. Eh, pero mi droga no es del tipo que toman los drogadictos. Mi droga es esa droga que al consumirla te convierte en lector. Sí, mi droga son letras, palabras, frases. Libros. Es la mejor droga del mundo. Puede que ahora mismo estes pensando que soy una friki. Pues vale, si ser una friki es amar los libros por encima de todo, soy una friki, y a mucha honra. Ahora, tambien puede que seas de los mios, de los que consumen mi droga. Y estes totalmente de acuerdo conmigo. Puede que incluso hasta te haga sonreir con esta entrada. Si es asi, me alegro muchisimo por ti, ya que, tienes un monton de suerte de no ser como los ignorantes que nos llaman frikis. Tienes suerte de saber lo que es empezar a leer un libro y no poder parar. De querer que los personajes salgan de los libros. Tienes mucha suerte. Por ultimo, dar las gracias a quien haya leido esto. Un frikisaludo desde Hogwarts | Panem | Osadía.

jueves, 1 de agosto de 2013

Te echo de menos.

Mucha gente pensara, con esta entrada, que estoy obsesionada. Pequeño, el dia tres de Julio pasaron seis meses desde que te fuistes. No te imaginas lo que te hemos echado de menos, sobretodo yo. Muchas veces, cuando llego a casa me asomo a la habitacion donde estaba tu jaula y hago el amago de llamarte. Y entonces me acuerdo. Ya no estas. Aunque parezca mentira, echo de menos que me des el follon para sacarte a volar por el salon. Recuerdo que todos los dias "3" estabas mas pesado que nunca. Como si supieras que era tu "cumplemeses" y reclamaras tu felicitacion. El dia que te fuiste, llore como no te puedes imaginar. Aun sigo llorando cada vez que te recuerdo. No se como me hiciste quererte tan fuerte, con lo mal que te portabas conmigo... No me dejabas acariciarte. Me mordias el dedo. Muchas veces incluso me hacias sangre. Pero se que en el fondo me querias. Tambien recuerdo cuando te sacabamos a volar y estabas mudando las alas, que llenabas el salon de plumas, y nosotros las recogiamos y las guardabamos. Echo de menos cuando te subias a mi hombro y te acurrucabas en mi cuello, eras taaaaan suave... Haria lo que fuera, y cuando digo lo que fuera, es lo que fuera, porque volvieras aqui conmigo. Tu eras un Agaponi. Esa palabra significa "inseparable". No se como lo hicieron, pero a nosotros consiguieron separarnos.

miércoles, 12 de junio de 2013

Muerte

Una vez me dijeron que, cuando mueres, ves una luz, a lo lejos. Que esa luz sirve para entrar al mundo de los difuntos. Mucha gente se cuestiona si esa luz es el final del utero de nuestra madre. Una reencarnacion. Yo no creo en las reencarnaciones. Ni en luces. Ni en mundos de difuntos. Casi podría decir que no creo en la muerte. En realidad, no es que no crea en ella, si no que no le tengo miedo. ¿Porque tenerle miedo? No es nada malo, la vida, igual que empieza, debe acabar.

viernes, 7 de junio de 2013

Fin

Doy un portazo y salgo corriendo, con los ojos cerrados. Desde que mi padre fue a la carcel por culpa de mi madre nada es lo mismo. Ella es una borracha, una asquerosa borracha. Hace dos semanas mi madre robó en un estanco. Mi padre, dijo a la policia que habia sido el para que mi madre no fuera a la carcel. Y cuando el entró, fue el comienzo de todo. Mi cuerpo empezo a llenarse de cortes. Discutia con mi madre a todas horas. Ella me echa en cara todos y cada uno de mis defectos. Hasta hoy, ya me he hartado. Estoy llegando a la rambla. Ahora, para mi, que la rambla de mi ciudad sea alta es una ventaja. Ya la estoy viendo. Sigo corriendo, muy rapido. Me quedan unos 50 metros para llegar. Cada vez estoy mas cerca del final. Estoy a punto de hacerlo. Estoy al borde de la rambla. Y salto. Y en esos tres segundos que tardo en caer, me arrepiento, me doy cuenta de que no debia haberlo hecho. Pero ya es tarde. Ahora lo veo todo oscuro. Un dia tuve curiosidad por ver el mundo de los muertos. Ahora estoy en el, ya se como es.