Entradas

Mini - relato

Imagen
¿sabeis lo que es ver que tu sueño, lo que has deseado desde pequeña, se te va de las manos? Lo ves, eres consciente de que escapa, y no puedes hacer nada para evitarlo. Intenta irse, aunque le cuesta, el no se rinde. Al contrario que yo; yo me rendi hace mucho tiempo. Y ahora por fin, es libre, ha escapado, se ha ido de mis manos. Ahora, es inalcanzable para mi. Ahora vuela, buscando el corazon de otra persona, la cual, sea mas fuerte que yo, y no se canse nunca de luchar contra el, para que no se escape, como un dia me paso a mi. Alguien, que este dispuesto a conseguirlo, que luchara contra viento y marea para lograrlo. Alguien, que no sea tonto como yo fui.

Lo necesitaba.

- ¡Aunque en el instituto saques muy buenas notas, eres una autentica imbecil! - El grito atravesó la puerta cerrada de mi cuarto y llegó hasta mis oidos. Al igual que todos los dias, mi padre me acababa de echar en cara uno de mis defectos. Otras veces me decia que no tengo amigos por pasarme tanto tiempo leyendo, que los libros no sirven para nada. Pero miente, si tengo amigos, Nacho.
Otro grito me desperto de mi ensimismamiento.
- Lo único que sabes hacer es pasarte todo el día encerrada en tu habitación.
Cuando me doy cuenta, una lagrima resbala por mi mejilla. Y entonces me levanto, cojo un billete de cinco euros, las llaves, mi iPhone, y salgo de mi casa, lo necesito, necesito que me de el aire. Y empiezo a andar, sin ningun destino. Cuando llevo quince minutos andando me doy cuenta de que estoy en el centro, y pienso algo que pueda hacer por esa zona. Recuerdo que hoy es jornada de puertas abiertas en los museos, y, aunque no me llamen la atención, me dirijo a uno. Llego a la…

Lectores Compulsivos

Abre su bolso y busca las llaves, le cuesta, pero al final las encuentra. Entra en la casa y se quita el abrigo, ya que están a finales de noviembre y empieza a hacer mucho frío. Deja sus cosas en un perchero que hay a la entrada.
- ¡Ya estoy en casa!-. Dice. E inmediatamente después escucha un portazo, viene de la planta de arriba, donde están las habitaciones. Y de pronto la ve bajar las escaleras corriendo y en un momento la tiene entre sus brazos. -¡Eh Alma Gemela! ¿Tanto me quieres? -Si, "tanto" y mucho mas. -No, no te creo. -Que si. Como que yo me llamo Ce. A Blanca le hacia tanta gracia su acento sevillano, aunque ahora estaban en Madrid, su acento no había cambiado nada. Ce se despidio de ella y volvio a su cuarto, y Blanca subio arriba a darle una cosa a su amiga. Se paro enfrente de su puerta. En esta habia un cartel. Ponía "Lusi" y en la esquina inferior derecha estaba escrito, en pequeño, "LC". A Lusi le encantaba dibujar, y lo hacia genial, a…

Mi droga.

Tengo 14 años, y, por suerte, llevo desde los seis en el mundo de la droga. Sí, aunque os parezca raro, es verdad. Eh, pero mi droga no es del tipo que toman los drogadictos. Mi droga es esa droga que al consumirla te convierte en lector. Sí, mi droga son letras, palabras, frases. Libros. Es la mejor droga del mundo. Puede que ahora mismo estes pensando que soy una friki. Pues vale, si ser una friki es amar los libros por encima de todo, soy una friki, y a mucha honra. Ahora, tambien puede que seas de los mios, de los que consumen mi droga. Y estes totalmente de acuerdo conmigo. Puede que incluso hasta te haga sonreir con esta entrada. Si es asi, me alegro muchisimo por ti, ya que, tienes un monton de suerte de no ser como los ignorantes que nos llaman frikis. Tienes suerte de saber lo que es empezar a leer un libro y no poder parar. De querer que los personajes salgan de los libros. Tienes mucha suerte. Por ultimo, dar las gracias a quien haya leido esto. Un frikisaludo desde Hogwart…

Te echo de menos.

Imagen
Mucha gente pensara, con esta entrada, que estoy obsesionada. Pequeño, el dia tres de Julio pasaron seis meses desde que te fuistes. No te imaginas lo que te hemos echado de menos, sobretodo yo. Muchas veces, cuando llego a casa me asomo a la habitacion donde estaba tu jaula y hago el amago de llamarte. Y entonces me acuerdo. Ya no estas. Aunque parezca mentira, echo de menos que me des el follon para sacarte a volar por el salon. Recuerdo que todos los dias "3" estabas mas pesado que nunca. Como si supieras que era tu "cumplemeses" y reclamaras tu felicitacion. El dia que te fuiste, llore como no te puedes imaginar. Aun sigo llorando cada vez que te recuerdo. No se como me hiciste quererte tan fuerte, con lo mal que te portabas conmigo... No me dejabas acariciarte. Me mordias el dedo. Muchas veces incluso me hacias sangre. Pero se que en el fondo me querias. Tambien recuerdo cuando te sacabamos a volar y estabas mudando las alas, que llenabas el salon de plumas, y…

Muerte

Una vez me dijeron que, cuando mueres, ves una luz, a lo lejos. Que esa luz sirve para entrar al mundo de los difuntos. Mucha gente se cuestiona si esa luz es el final del utero de nuestra madre. Una reencarnacion. Yo no creo en las reencarnaciones. Ni en luces. Ni en mundos de difuntos. Casi podría decir que no creo en la muerte. En realidad, no es que no crea en ella, si no que no le tengo miedo. ¿Porque tenerle miedo? No es nada malo, la vida, igual que empieza, debe acabar.

Fin

Doy un portazo y salgo corriendo, con los ojos cerrados. Desde que mi padre fue a la carcel por culpa de mi madre nada es lo mismo. Ella es una borracha, una asquerosa borracha. Hace dos semanas mi madre robó en un estanco. Mi padre, dijo a la policia que habia sido el para que mi madre no fuera a la carcel. Y cuando el entró, fue el comienzo de todo. Mi cuerpo empezo a llenarse de cortes. Discutia con mi madre a todas horas. Ella me echa en cara todos y cada uno de mis defectos. Hasta hoy, ya me he hartado. Estoy llegando a la rambla. Ahora, para mi, que la rambla de mi ciudad sea alta es una ventaja. Ya la estoy viendo. Sigo corriendo, muy rapido. Me quedan unos 50 metros para llegar. Cada vez estoy mas cerca del final. Estoy a punto de hacerlo. Estoy al borde de la rambla. Y salto. Y en esos tres segundos que tardo en caer, me arrepiento, me doy cuenta de que no debia haberlo hecho. Pero ya es tarde. Ahora lo veo todo oscuro. Un dia tuve curiosidad por ver el mundo de los muertos. …