Páginas

lunes, 30 de septiembre de 2013

Lectores Compulsivos

Abre su bolso y busca las llaves, le cuesta, pero al final las encuentra. Entra en la casa y se quita el abrigo, ya que están a finales de noviembre y empieza a hacer mucho frío. Deja sus cosas en un perchero que hay a la entrada.
- ¡Ya estoy en casa!-. Dice.
E inmediatamente después escucha un portazo, viene de la planta de arriba, donde están las habitaciones. Y de pronto la ve bajar las escaleras corriendo y en un momento la tiene entre sus brazos.
-¡Eh Alma Gemela! ¿Tanto me quieres?
-Si, "tanto" y mucho mas.
-No, no te creo.
-Que si. Como que yo me llamo Ce.
A Blanca le hacia tanta gracia su acento sevillano, aunque ahora estaban en Madrid, su acento no había cambiado nada.
Ce se despidio de ella y volvio a su cuarto, y Blanca subio arriba a darle una cosa a su amiga. Se paro enfrente de su puerta. En esta habia un cartel. Ponía "Lusi" y en la esquina inferior derecha estaba escrito, en pequeño, "LC". A Lusi le encantaba dibujar, y lo hacia genial, asi que habia hecho un cartel para que cada uno lo pusiera en su cuarto. Llamo a la puerta.
- Pasa
Blanca se acerco a la cama de Lusi, donde ella estaba leyendo un libro que debía de ser de sus favoritos porque lo habia leido ya 54 veces.
- Hola Squirt.
- Tambor, ¿Otra vez estas con The Host? Que raro en ti.- Dijo Blanca, con ironia. - Anda toma, que te he comprado una cosa.
Blanca le entrego a Lusi una bolsa con gominolas de todo tipo.
- Ay, pero que buena eres Blanca. Jo, te quiero.
- Ya, ya... Eso lo dices para que te compre mas, pillina. Bueno, luego hablamos. No te las comas todas de golpe.
Y justo a salir de la habitacion, se encontro de narices a Celius.
- Joooooder, Celius, que susto me has dado.- Dijo riendose.
Celius no podia parar de reir del salto que habia pegado Blanca.
- Lo siento. Pero sabes que no ha sido aposta.
-Si, lo se, tranquila boba. Por cierto, ¿Sabes donde anda David?
-Si, estan en la haitacion de Lucas, con Adri tambien.
-Vale, muchas gracias. - Dijo, y le dio un pequeño beso en la cabeza a Celius.
Se dirigio a la habitacion contigua, y en la puerta estaba el cartel de Lucas.
Llamo, como siempre hacia antes de entrar a alguna habitacion, y se escucho un "Adelante".
Entro, y vio a los tres chicos sentados en la cama, hablando.
- Hola. ¿de que hablais?- Se acerco a David, su novio, y le dio un cariñoso beso. Luego le revolvio el pelo a Lucas, como si fuera un niño pequeño, porque ella lo veia asi. Lucas era mas pequeño que ella porque es de los retrasados que cumplen en diciembre. A Adri le saludo con una colleja.
- Lucas intenta ligar con "La Oreo". - Dijo David, pero Lucas le interrumpio.
- Shhhht, estabamos... Hablando de "The hunger games".
- No disimules.- Dijo Adri.- Se nota a kilometros que estas loquito por ella.
Lucas se puso rojo.
- Bueno chicos, me voy a mi cuarto. En la cena nos vemos. Seguid hablando de Claudia.
- Cariño, en seguida voy contigo. - Le dijo David.
La habitacion de Blanca estaba entre la de Lusi y la de Ce, pero su puerta tenía una peculiaridad, en su cartel no había un nombre, si no dos. "David y Blanca" Ellos compartian habitacion. Entro, se acerco a la estanteria, y se puso a admirar sus libros. Alguien llamo a la puerta.
- Puedes pasar.
Era Andriu.
-Hola Be.- La llamaba asi desde hace tiempo, cuando solo se conocian a traves de WhatsApp, porque era su inicial.
- Hola pequeña. - respondio, y fue a abrazarla.
- Resulta que iba a ir a la libreria, por si querias venir conmigo.
A Blanca se le iluminaron los ojos, y la volvio a abrazar.
- Ya sabes mi respuesta, esperame abajo, voy a coger dinero.
Saco una pequeña cajita y la abrio con una llave, cogio 20 euros y bajo corriendo las escaleras.
- Vamos.- Dijo Andriu
De pronto aparecio Ce.
- Ce, ahora venimos, si pregunta alguien hemos salido un ratito, hasta ahora.
Y cerraron la puerta.

A la media hora llegaron, con un libro cada una, y felices como si fueran niñas chicas.
- Oye Andriu, hazme un favor, que os tengo que contar una cosa, llama a Rocio, yo voy a por Lola, venid a mi cuarto por favor.
Subio las escaleras y fue al cuarto de Lola, esta estaba con la puerta abierta.
-Lola, ¿esta noche os toca cocinar a Rocio y a ti no?
-Si, ¿por?
- Os tengo que contar una cosilla a todos, ven conmigo porfa.
Cuando ya estaban todas en su habitacion, cerraron la puerta, y de pronto entro David.
- Uy, reunion de chicas, perdon.
- No, quedate, tambien te lo tengo que contar a ti. Bueno, como puede que ya sepais, el dia 8 es el cumpleaños de Lucas, y se me habia ocurrido, que a parte de los regalos individuales, podriamos pedir una tarta entre todos con una decoracion especial. Había pensado que podriamos encargar una tarta con cosas de "Los juegos del hambre", "Divergente", "Cazadores de sombras", etcetera.
A todos les parecio genial la idea, y Blanca les pidio que se lo contaran a los demas. Al final, 16 de los 17 que vivian en la casa estuvieron de acuerdo. El que faltaba era Lucas, que no se podia enterar.
Cuando la cena estuvo preparada, todos bajaron a cenar. Era viernes, y sus viernes eran sagrados. En la planta baja tenian una sala bastante grande, con un proyector, una pantalla, una pequeña barra de bar donde tenian refrescos y algo de comida, y un monton de espacio libre. Todos los viernes por la noche bajaban ahi, estaban todos juntos, veian peliculas, comentaban libros. Y luego, bien entrada la madrugada, dormian cada uno en su saco de dormir, pero todos juntos. Se lo pasaban genial esas noches. Terminaron de cenar, y todos fueron directos a por sus cosas para la gran noche que les esperaba.
Cuando estaban decidiendo que pelicula ver, Patri se puso a contar los que eramos, señalandonos.
- ... Thalía, Marina, Rut, Lucía, Noe, Carmen... Chicos, ¿y Lucas?
- Es verdad-. dijo Blanca - Lucas no ha bajado.
Patri y Blanca fueron a buscar a Lucas a la habitacion
Subieron, y Pa llamo a la puerta.
- ¿Que quereis?- Se escucho.
- ¿Podemos pasar?
- Bueno...
Abrieron la puerta, Lucas estaba mirando el techo acostado en la cama.
- ¿Porque no bajas?
- ¿Para que? Si os doy igual, todos sabeis algo que nadie se ha molestado en contarme.
- ¿Co... como?
- Si Pa, que no soy tonto, se que habeis estado contandoos algo y yo soy el unico que no lo se.
- ¡Anda! No seas tonto.
Patri y Blanca lo cogieron cada una de un brazo y lo obligaron a bajar con los demas. Ya estaban los diecisiete, ya podian disfrutar de la magnifica noche.

Esto va para todos mis lectores compulsivos, porque hace dos meses que estamos juntos y porque sois muy especiales. Este es vuestro regalo. Muchisimas gracias por todo chicos. Espero que os haya gustado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario